Recibe Biblioteca Vasconcelos dos distinciones por arquitectura

Ciudad de México 29 Mayo  (MEXIQUEÑO/CÍRCULO DIGITAL).- La Fundación ISVE Guerrero entregó su máxima presea, el “Jaguar Internacional de las Artes”, en las denominaciones de Arquitectura, Literatura y Escultura, a la Biblioteca Vasconcelos. El director del recinto, Abraham Nuncio, lo recibió de manos Isve Guerrero Velázquez, presidenta honoraria vitalicia del organismo.

Durante la ceremonia de entrega, Zaira Santos Flores, directora de Preservación de las Bellas Artes de la fundación, dijo que el galardón obedece a la belleza arquitectónica de su interior, que en unión perfecta y perpetua con la génesis de la Matrix Móvil trasciende como una obra de arte formada por las Bellas Artes Escultura, Literatura y Arquitectura.

Esa característica la hacen ser, subrayó, “un infinito santuario de ideas y conocimientos para las actuales y las venideras generaciones”, y explicó el “Jaguar Internacional de las Artes” tiene el objetivo de reconocer a lo más destacados de las Bellas Artes en México y el mundo, personas o instituciones, que con su trabajo enaltecen la educación y la cultura.

La Biblioteca Vasconcelos recibió también, el “Ángel de la Independencia de México” de la misma fundación “por su trayectoria de 13 años, resultado de su compromiso con los servicios bibliotecarios, exposiciones, actividades educativas, y productos culturales y valores que ofrece y engrandecen a México y a la humanidad”, comentó Santos Flores.

Durante la misma ceremonia, la mezzosoprano mexicana Encarnación Vázquez recibió la medalla que otorga el proyecto “Jaguar Internacional de las Artes”, por su trayectoria y por ser ejemplo a seguir en el campo musical de las Bellas Artes. “Yo canto, no hablo”, respondió la cantante a la entrega del reconocimiento, que agradeció con breves palabras:

“Agradezco esta medalla. Tengo 38 años de cantar de manera ininterrumpida dentro y fuera de México. He vivido en el extranjero y a través del canto he conocido muchas personas, teatros, ciudades y países; los cantantes somos quienes llevamos el nombre de México al resto del mundo”, dijo, y completó el agradecimiento con dos interpretaciones.

Antes, Israel Guerrero Lara, director de la fundación, explicó que junto con las personas e instituciones que hasta hoy han sido reconocidos con el “Jaguar Internacional de las Artes”, el “Ángel de la Independencia de México”, y la “Medalla Internacional de las Artes”, trabajan en la construcción del cambio social que permea a todo el país.

Mediante este proyecto, de 2016 a la fecha, la Fundación ISVE Guerrero ha distinguido a Demetrio Bilbatúa, cineasta documentalista; al arquitecto Fernando Romero, diseñador y constructor del Museo Soumaya en Polanco, y al Colegio de Arquitectos de México, por su labor de rescate durante los sismos registrados el 19 de septiembre de 1985 y de 2017.

Igualmente, a la Biblioteca “Miguel Lerdo de Tejada” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por sus 90 años; a la escritora Elena Poniatowska “porque su literatura ha contribuido al enriquecimiento de las letras nacionales; al Museo Nacional de Historia Castillo Chapultepec, al Canal 22 y a los Estudios de cine Churubusco.

Igualmente, a la Filmoteca de la UNAM, al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y recientemente a la Biblioteca Central de la UNAM, en el marco de su sexagésimo tercer aniversario. También, a la fecha ha impuesto más de 50 medallas del “Jaguar Internacional de las Artes” a artistas que cultivan las distintas Bellas Artes.

Finalmente, trabajadores de la Biblioteca Vasconcelos con 13 años de servicio recibieron un reconocimiento por parte de la Fundación ISVE Guerrero. “Esos años demuestran su compromiso con las actividades y proyectos que engrandecen a la Humanidad”, subrayó Guerrero Lara, también Presidente del “Jaguar Internacional de las Artes” y del “Ángel de la Independencia de México”.

Finalmente, Zaira Santos Flores explicó que cuando se entrega el galardón en cualquiera de sus categorías y modalidades, la institución o la persona reconocida han sido evaluadas por un comité de 12 personas, quienes reciben las postulaciones y deciden. Entre otras cosas, se califican los valores humanos, y los principios en los que sustentan su vida diaria profesional.